Una historia singular: La vocación de Matías Alejandro Hualpa

D. Matias Alejandro Hualpa

D. Matias Alejandro Hualpa

Hualpa afirmó en una entrevista al periódico arquidiocesano que hasta hace una década era simplemente un “católico dominical”, y que nunca había ido a una escuela confesional, por lo que el seminario fue “la primera escuela católica” a la que asistió. También tenía un plan para su vida: “Quería casarme y tener hijos, así que la vocación sacerdotal fue una sorpresa para mí”.

El sábado 24 de mayo, el Arzobispo de Miami (Estados Unidos), Mons. Thomas Wenski, ordenará sacerdotes a dos diáconos argentinos, Matías Hualpa e Iván Maximiliano Rodríguez, oriundos de San Juan y Tucumán, respectivamente. Los nuevos presbíteros estarán dedicados a las necesidades pastorales de la arquidiócesis.

El diácono Matías Hualpa tiene 40 años. Como ingeniero de sistemas de la firma American Express se trasladó al sur del estado de Florida en 2003, y según él, ha sido “la Madre Santísima” quien lo llevó al sacerdocio.

Hualpa afirmó en una entrevista al periódico arquidiocesano que hasta hace una década era simplemente un “católico dominical”, y que nunca había ido a una escuela confesional, por lo que el seminario fue “la primera escuela católica” a la que asistió. También tenía un plan para su vida: “Quería casarme y tener hijos, así que la vocación sacerdotal fue una sorpresa para mí”.

Durante el último año que vivió en la Argentina, trabajando en Buenos Aires, se relacionó más profundamente con el Movimiento Apostólico de Schoenstatt. “Me gustó la espiritualidad del movimiento” dijo.

Al llegar a Miami, contactó a gente del movimiento y comenzó a colaborar con los grupos juveniles. Durante una Semana Santa en la que acompañó a un grupo a Texas, un sacerdote le preguntó: “¿Alguna vez consideraste el sacerdocio?” Hualpa le contestó que no y el sacerdote le dijo: “Piénsalo”.

En ese momento la compañía en la que trabajaba se estaba reorganizando y pensó que si lo echaban sería más fácil entrar al seminario. Sin embargo, le ofrecieron una promoción, la residencia en los Estados Unidos y la posibilidad de trabajar desde su casa.

“Era lo que pedía –señaló–. En ese momento me di cuenta de que Dios me estaba mostrando que todavía tenía libertad para elegir, que el sacerdocio no era una opción por defecto”. Finalmente declinó la oferta y entró al seminario San Juan Vianney.

Pasó al seminario regional San Vicente de Paul, en Boynton Beach, e hizo una experiencia pastoral en la parroquia San Gregorio Magno, en Plantation, y asistió durante un año como diácono en la parroquia san Andrés de Coral Springs. Una vez ordenado se desempeñará como vicario parroquial en la parroquia santo Tomás Apóstol, en Miami.

Fragmento tomado del articulo:  Dos Argentinos serán ordenados sacerdotes en Miami

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s