El misterio de la vida de Schoenstatt

El Secreto de la Vitalidad de Schoenstatt

El Secreto de la Vitalidad de Schoenstatt

La siguiente reflexión fue tomada del libro: El Secreto de la Vitalidad de Schoenstatt. Espiritualidad de la Alianza 2da. Parte.

Prólogo : Padre Gunther M. Boll

Para esbozar, al menos en breves trazos, las conexiones internas entre los tres elementos de la espiritualidad de Schoenstatt, citaremos aquí un texto del Padre Kentenich del año 1953. Este texto presenta la idea pedagógica directriz de Schoenstatt en la imagen de “ santidad” y muestra la raíz de ésta en el Acta de Fundación. Desde allí, desarrolla brevemente cada una de las tres dimensiones.

“ El desarrollo histórico de nuestra espiritualidad tridimensional encuentra un fecundo punto de convergencia, es decir, un punto lleno de sentido y un creativo punto de iniciación en el Acta de Fundación de 1914. Este hecho no esta allí aislado ni separado de toda la vida circundante…..
Es fruto y producto de las fuerzas vitales operantes en la historia previa; sin embargo, es, al mismo tiempo, fuente y causa de un torrente de vida que fluye poderoso en la historia posterior…. Una Mirada al Acta de Fundación convence en primer lugar, de que en ella la idea de santidad es exaltada con la mayor naturalidad como el único ideal válido………..

El Acta de Fundación no se conforma con poner ideológica y vitalmente en primer plano el ideal de la santidad. Ella determina también su índole, con trazos claros. Habla de santidad de la vida diaria. No utiliza es cierto, el nombre, pero caracteriza con claridad su naturaleza señalando el fiel y fidelísimo cumplimiento del deber y la intensa vida de oración que se nutren del amor:  “ Pruébenme primero por hechos que me aman realmente (….) Adquieran, por medio del fiel y fidelísimo cumplimiento del deber y por una intensa vida de oración, muchos méritos y pónganlos a mi disposición “. Santidad de la vida diaria es el ideal por el cual hemos luchado desde el principio; un ideal que el impulso de grandeza propio de la juventud aprendió a amar ya desde temprano como síntesis de todo lo grande y valioso y que se inmortalizó en el Acta de Fundación……………

Un desarrollo semejante experimentó la espiritualidad instrumental. El acentuado carácter de instrumento es la segunda característica que ha configurado nuestra forma de santidad……… La Congregación Mariana es quien nos ha dejado aquí una valiosa herencia, y nos la confía para su elaboración sistemática y su realización universal. Su expresión en el Acta de Fundación es inconfundible. En su punto culminante, la Santísima Virgen pronuncia las elocuentes palabras : “ Traiganme con frecuencia contribuciones al Capital de Gracias (…..) entonces atraeré desde aquí los corazones jóvenes hacia mí, y los educaré como instrumentos aptos en mi mano “ La idea de instrumento se ha grabado tan fuertemente en el sentimiento de vida de la Familia que se ha transformado en la primera y más originaria forma del ideal de la Familia. Esta reza : “ Como obra e instrumento perfectos en las manos de nuestra Madre y Reina tres veces Admirable de Schoenstatt, queremos comprometernos sin reservas de descanso, por la renovación religioso-moral del mundo desde Schoenstatt “

De manera similar nuestra espiritualidad de alianza hunde sus raíces en los fundamentos de la Congregación Mariana, o, dicho más exactamente, en la convicción vital de la consagración como contrato bilateral gratuito Esta concepción ha adquirido una forma original en el Acta de Fundación, y se ha desarrollado en lo sucesivo lentamente hasta llegar a ser un sistema que encontró en los escritos de Dachau una version científica y que domina como un sol la vida integra de la Familia.

Hasta en su forma, el Acta de Fundación culmina en una alianza :
“ Amo a los que me aman. Pruébenme primero…. Entonces me estableceré aquí “. La Santísima Virgen promete establecerse en el Santuario, suscitar y conducir desde allí un gran movimiento de renovación y de educación, y utilizar ese lugar y a los portadores del movimiento como instrumentos para “ manifestar sus glorias al mundo “.

Nosotros prometemos dejarnos transformar totalmente por ella hasta alcanzar la entrega total , o bien incrementar “ al máximo las exigencias”, ponernos a su disposición como instrumento perfecto y considerar, proteger y proclamar a Schoenstatt como nuestra inalienable patria espiritual y religiosa.
( Padre Jose Kentenich – 1953)

Estamos dispuestos a hacer esta promesa a la Mater y a nuestro Fundador el 18 de Octubre del 2014 ???

Contribuido por: Kathy Asanza

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s