Peregrinación Mayo 2015 – Mensaje de nuestro asesor P. M. Aravena

Padre Marcelo Aravena

Padre Marcelo Aravena

NUESTRA MISION ES EL AMOR

“Nosotros tenemos una misión. Estamos en el mundo con un propósito: recibir el amor de Dios y demostrar el amor de Dios a los demás”

Así se describe en el documento de catequesis preparatoria para el Encuentro Mundial de las Familias el cual ha sido convocado por el Papa Francisco este año en Septiembre 2015 que tendrá lugar en Filadelfia y al cual todos estamos invitados a participar espiritualmente y o físicamente. Este encuentro mundial está unido al Sínodo que celebran los Obispos y expertos laicos de todo el mundo sobre el tema familia.

Las Ramas de Schoenstatt están especialmente llamadas a hacerse parte de éste ya que existimos para fortalecer y promover la familia con una espiritualidad y pedagogía específica que van precisamente en esta dirección.

En este tema tan actual coincidimos plenamente con nuestro Fundador, quien llamó a existencia un movimiento de familias con un carisma particular a partir de Schoenstatt. A manera de recuerdo citamos de nuestro manual de introducción a Schoenstatt:

“El P. Kentenich señala a matrimonios su visión de la nueva familia que necesita nuestro tiempo:

“Con mucha frecuencia hemos dicho: queremos ser una familia de Nazaret que encarne el rostro del tiempo más nuevo, de la Iglesia más nueva.”

Recuerda que sus rasgos básicos se describen en el “Cántico al terruño” al cual llama el cantico del amor familiar y nuestro himno de Familia.

El amor de Dios llega a otros a través de nosotros

Dios nos convoca, nos elige para una vocación maravillosa que se resume en simplemente en: DAR AMOR. Sí, el nos hace participar en y de su amor creándonos con ese impulso gozoso de amarlo a El y a los demás. Es una participación gozosa en su amor infinito. Pues bien, Dios Amor busca sanar, redimir, liberar un universo quebrantado y nos pide que seamos sus testigos y ayudantes en esa obra.

Cuando en Schoenstatt hablamos de la Alianza, nos referimos a una Alianza de Amor. Por lo tanto uno puede entender lo que implica la Alianza si uno entiende lo que significa el amor. No se trata de sentirse digno tampoco de tener un gran conocimiento. Se trata de vivir convencido de que soy amado/a y que a mi vez quiero amar.

Jesús nos invita a conocer la verdad de nuestra existencia y a dirigir nuestras vidas hacia la comunión con Aquel que nos creó por amor, a través del amor y para el amor. El sabe que nuestra plenitud de vida se verifica en la verdad y no en mentiras. Mientras más me entrego a Dios, en una Alianza de Amor, El gana más espacio en mi corazón y yo alcanzaré así la madurez de mi persona.

Tenemos que dejar atrás las mentiras y las falsedades y luchar por lo que realmente somos. Esto será posible sólo si abrazamos la realidad de Cristo en nuestras vidas a través de la Alianza.

Es Jesús al que buscamos cuando soñamos en la felicidad plena para nosotros, para nuestros hijos y para los hijos de nuestros hijos. Cuando nada te satisfaga ahí estará Jesús para ti. El te llama a no desfallecer en la lucha por la propia autenticidad. El te pide despojarte de las máscaras de una vida falsa.

El te pide vivir su Alianza, sabiendo que has sido creado para amar.

 

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s