Indulgencia parcial por el Año Jubilar del P. Jose Kentenich

En este año jubilar, por el 50 aniversario de la partida al cielo del Siervo de Dios Padre José Kentenich, puede recibir indulgencia parcial cuando visita el Santuario de Schoenstatt de Miami.

¿Qué es una indulgencia?
Una indulgencia es una gracia de Dios, una expresión de su misericordia. Dios se inclina para levantar al hombre caído y así restaurarlo. A través de la indulgencia, la Iglesia nos ayuda a tocar el corazón misericordioso de Dios. Una indulgencia no es un derecho, pero podemos abrazarlo con un corazón simple y alegre, aceptando esto como un regalo que funciona para nuestro beneficio. Solo podemos recibir esta gracia en humildad y fe. La indulgencia nos purifica, nos limpia y restaura nuestra inocencia perdida. Permite que el proceso de conversión comience en nuestros corazones.

¿Quién la concede?
En este año jubilar en el cual el Movimiento de Schoenstatt celebra 50 años de la partida al cielo del Siervo de Dios Padre José Kentenich la Iglesia, a través del Arzobispo de Miami, Tomas Wenski, ha otorgado Indulgencia Parcial a todos los fieles que visitan el Santuario de Schoenstatt de Miami y cumplan los requisitos establecidos por la Iglesia para una Indulgencia Parcial.

¿Dónde se recibe?
Cada santuario de Schoenstatt es un lugar sagrado donde Dios está presente de manera especial. María estableció para siempre su hogar en el Santuario y ha derramado abundantes gracias por más de 100 años. El santuario es un puente entre el cielo y la tierra a través del cual Dios derrama su gracia. Llegamos al santuario, descansamos en María y nos dejamos tocar por la gracia de un lugar sagrado. Todo lo que se necesita es un momento de oración, un encuentro personal con María.

Se concede la indulgencia cuando se realiza una peregrinación, individualmente o en grupo, al Santuario de Schoenstatt de Miami y asistiendo allí con devoción a una celebración litúrgica u otro tipo de ejercicio. También, permaneciendo allí un cierto tiempo en meditación espiritual personal, concluyendo con el ‘Padre nuestro’, con la profesión de fe y con la invocación a la Santísima Virgen María a través de la “Pequeña Consagración” u otra oración mariana.

¿Cómo se puede obtener?
Cada día pueden ganarse muchas indulgencias parciales, con cumplir sólo tres condiciones: estar en gracia de Dios, realizar las obras que la Iglesia premia con esa indulgencia (en este caso una peregrinación o visita al santuario) y tener intención al menos general de ganar la indulgencia. La indulgencia parcial se concede a los fieles cristianos que, en el cumplimiento de sus obligaciones y en el sufrimiento de las dificultades de la vida, eleva su oración a Dios con humilde confianza al visitar el Santuario.

¿Cuándo se puede obtener?
Esta Indulgencia parcial se puede obtener desde el 15 de septiembre de 2017 hasta el 15 de septiembre de 2018. En este año de Jubileo podemos recibir la indulgencia parcial cuantas veces lo deseamos cuando visitemos el Santuario.

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s