Veinticinco días de camino, de espera, de preparar el alma!!!

Adviento, tiempo para velar, y aguardar la venida de Jesús. Un tiempo que anhelamos y en el cual esperamos su llegada.Jesús nos quiere atentos y despiertos esperando su venida. Como decía el P. Kentenich «Reitero la exhortación: ¡Despiértense! ¡Despiértense! ¡Y despiértense unos a otros!»

El Señor nos ha elegido, nos ha llamado a vivir en el Santuario de Schoenstatt, donde María, la Madre del primer Adviento, urge la aurora de la salvación, donde por su Sí, se alumbra el mundo. María, en alianza de amor con nosotros, concebirá y dará a luz a Jesús su Hijo, en nuestros corazones.

Les deseamos un tiempo de mucho gozo, paz y amor a la espera que el hijo de Dios, venga a habitar en el alma de cada uno de nosotros y así en nuestra familia de Schoenstatt. De esa manera la Mater podrá forjar en cada hijo de nuestra familia personas santas que nuestra Iglesia y nuestras comunidades tanto necesitan.

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: