12 Abril 1894: Consagración del Padre Kentenich a la Stma. virgen María

12 de abril de 1894
Catalina Kentenich con mucho pesar y desconsuelo, aceptando el consejo del padre Savels, su guía espiritual, lleva a su pequeño José, de tan solo 8 años  al orfanato en Oberhausen.
Un día lleno de dolor también para el pequeño, quien se quedaba sin su madre, sin su abuela y sin querida prima Henriette.
 Al momento de la despedida, en la capilla se detienen José y su madre devotamente ante la estatua de la Virgen del rosario, ella coloca la  cadenita y medalla de su primera comunión en las manos de la Virgen y en oración expresa en voz alta: “¡Educa tu a mi hijo! ¡Sé muy mamá con él! ¡Realiza en mi lugar las tareas de madre!”
Años más tarde sería el mismo pedido que realizaría el padre Kentenich para los congregantes.
Aquel pedido de su madre a la Virgen María, que había significado para él una realidad que tocó profundamente su alma y corazón.
Estas palabras se convierten en la primera Alianza de Amor, tan profunda y real que le permitió al padre Kentenich curar aquellas heridas afectivas, llenar sus carencias paternales y maternales.
Nuestra Alianza de Amor con la Mater está llamada a ser esa misma entrega profunda y real, para que sea la Santísima Virgen quien se encargue de nuestra educación. (Extracto Schoenstatt.org)

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: