Mensaje de Navidad de nuestra asesora Hna. Isabel Bracero

Feliz Navidad 2019

Feliz Navidad 2019

Querida Familia de Schoenstatt de Miami:

¡Reciban un cordial saludo desde nuestro Santuario Internacional!
Frente a este altar les he recordado y consagrado a la Mater para que ella les siga concediendo las gracias que más necesitan y más anhelan. Que regalo el poder acercarnos a un Santuario de la Madre Tres Veces Admirable cada vez que nosotros mismos nos lo permitimos. El sacrificio de la distancia y del tiempo que empleamos en llegar hasta el altar de la Mater es la semilla que Dios utiliza para hacer nuestra misión y nuestro apostolado más y más fecundos. Nuestra parte en esta alianza es la fe, la confianza, y el pequeño sacrificio de movilizar nuestras fuerzas, que comparado con los sacrificios de nuestra Madre y del Dios Con Nosotros lucen pequeños. El Niñito Jesús nos espera en el Santuario, nuestro Belen, para recibir esta pequeñez, pero sobre todo para regalarnos la fuerza que necesitamos para decir “Si” al querer de Dios, Padre. Y, ¿qué es lo que Dios quiere en estos momentos?

En unos pocos días estaremos cambiando nuestro calendario a 2020. Con eso, nos acercaremos al décimo aniversario del Santuario en Miami. ¿Cómo será nuestra preparación para este aniversario? ¿Cómo abriremos el camino para que las Misericordias de Dios se manifiesten en y a través de nosotros de forma contundente? ¿Donde y cómo podremos probarle a la Mater y al Niñito Jesús que estamos ahí para amarles, para cuidarles? ¿No es nuestro compromiso con el cuidado del Santuario una de las formas más concretas de hacer esto? ¿Cuál es mi hora de cuidar el Santuario? ¿Tengo una hora para cuidar el Santuario? ¿He pedido tener una hora para cuidar el Santuario y dejar que la Mater me cuide a mi y a los míos? ¿Me atreveré este año nuevo?

Anticipando el aniversario, abramos las puertas de nuestros corazones a las gracias que la Mater quiere interceder para nosotros. Tomemos el tiempo para aprender la historia de este lugar de gracias, su mensaje, su misión, y su relevancia en nuestro tiempo y en nuestras culturas. En este año de aniversario, pidámosle a la Mater que haga fecundos todos nuestros esfuerzos apostólicos. Pero sobre todo, abramos nuestros corazones al misterio de la alianza de amor según se manifiesta en cada hermano de Schoenstatt, en cada hermano en la alianza. Por aquellos que se benefician de la fuente de gracias del Santuario, hagamos espacio en nuestras emociones, en nuestras consideraciones, en nuestro calendario, en nuestro itinerario, en nuestras vidas. De ese modo, prolongaremos las gracias y las bendiciones de la Navidad a todo el año nuevo.

jLes deseo abundantes bendiciones! Unidos en la alianza,

Hna. Isabel Bracero

Horario de atención durante Navidad y Año Nuevo

El Santuario permanecerá abierto todos los días durante Diciembre 2019 y Enero 2020, sin embargo se recomienda que llamen al teléfono de la casa 305-248-4800 para asegurarse.   El horario de atención es de:

  • Lunes a Viernes: 10 am a 3 pm
  • Sabado y Domingo: 10 am a 5 pm

El dia Miercoles 25 de Diciembre y Miércoles 1 de Enero habrá misa a las 4 pm. Los dos días son de precepto así que es un regalo tener Misa en el Santuario para celebrar la Navidad y comenzar el nuevo año.

 

 

Cuarto Domingo de Adviento

Cuarto Domingo de Adviento

Cuarto Domingo de Adviento

Este cuarto domingo de Adviento se enciende la última vela de la Corona de Adviento como símbolo de que el Señor está cerca y viene a traernos la alegría de la paz. Aquí la liturgia para orar junto con María, quien es “Morada de la Luz”.

Se recomienda poner en un lugar especial la corona de Adviento con alguna imagen de la Virgen, crear un ambiente de recogimiento con poca luz, nombrar a un lector especial, así como a un monitor principal, que puede ser el papá o la mamá. Para iniciar la oración, las tres primeras velas deben estar encendidas.

TODOS: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

MONITOR: Alegrémonos porque el Señor está cerca de nosotros y viene a traernos la reconciliación. Encenderemos la cuarta y última vela de nuestra corona. Que este símbolo nos recuerde la proximidad de la venida del Señor Jesús, que viene a traernos alegría y esperanza. Iniciemos la oración de esta semana cantando MORADA DE LA LUZ (u otro canto apropiado).

CELEBREMOS UNIDOS A LA VIRGEN MARÍA,

PORQUE ESTÁBAMOS CIEGOS Y NOS DIO A LUZ EL DÍA,

PORQUE ESTÁBAMOS TRISTES Y NOS DIO LA ALEGRÍA.

1. Mujer tan silenciosa y encumbrada, ahora más que el sol, recibes en tu vientre al mismo Dios, al que es tu Creador.

2. Lo que Eva en una tarde misteriosa buscando nos perdió, Tú, Madre, lo devuelves florecido en fruto salvador.

3. Tú que eres bella puerta del Rey sumo, Morada de la Luz, la puerta nos abriste de los cielos al darnos a Jesús.

LECTOR: Lectura tomada del Evangelio según San Lucas 1, 39-49:

En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor».

María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi salvador, porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso he hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo!»

MONITOR: La presencia del Señor Jesús entre nosotros nos llena de gozo y alegría. Es la Madre quien nos lo hace cercano, quien permite que esa Luz llegue a nosotros e ilumine nuestra vida. En compañía de Santa María encendamos la última vela de nuestra corona de Adviento mientras cantamos.

(Una persona enciende la cuarta vela mientras se entona el canto que se propone a continuación o uno apropiado).

Tercer Domingo de Adviento

Hoy se celebra el Tercer Domingo de Adviento, el domingo de la alegría o de Gaudete. El tercer domingo de Adviento es llamado “domingo de gaudete”, o de la alegría, por la primera palabra del introito de la Misa: Gaudete, es decir, regocíjense.

Las lecturas de este domingo nos ponen en pista de lo que va a venir. Tampoco es que os den una lista de las cosas que van a suceder o nos pinten el retrato robot del Mesías para que reconozcamos al enviado de Dios, en cualquier sitio donde lo encontremos. Pero algunas cosas sí que nos dicen.

Por lo pronto, la lectura del profeta Isaías nos hace abrir los ojos y sentirnos maravillados. Lo que va a venir, lo que va a suceder cuando él venga, no tiene parangón en la historia de la humanidad. Todo lo que el profeta conocía iba a cambiar radicalmente. Hasta el desierto iba a florecer. Hay que recordar que Palestina es una tierra rodeada de desiertos, así que el profeta sabía bien de lo que estaba hablando y de que eso era prácticamente imposible. Pero no sólo los desiertos van a florecer. El que viene nos quitará el temor y el miedo, devolverá la vista a los ciegos y los sordos volverán a oír. Dicho de otra manera, los que por el pecado habían quedado incapaces para comunicarse con el mundo, los que nos habíamos quedado sordos y ciegos ante el Dios que nos ama y nos invita a la salvación, recuperaremos esos sentidos y volveremos a ver y a oír al Dios que nos llama. Los liberados de todas las esclavitudes darán saltos de alegría y tendrán una dicha eterna reflejada en sus rostros. Eso es lo que va a suceder cuando venga el que está a punto de venir según el profeta. Sigue leyendo

Segundo Domingo de Adviento

Este segundo Domingo de Adviento “una voz grita en el desierto”, dice el Evangelio. Es la voz de Juan Bautista que llama a la conversión y por ello se invita a los fieles a preparar el corazón para el Señor Jesús, con el Sacramento de la Reconciliación.

Meditemos en el Evangelio de hoy:

Evangelio: Lucas 3,1-6

1 En el año quince del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato procurador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea; Filipo, su hermano, tetrarca de Iturea y de Traconítida, y Lisanias tetrarca de Abilene;

2 en el pontificado de Anás y Caifás, fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.
3 Y se fue por toda la región del Jordán proclamando un bautismo de conversión para perdón de los pecados,
4 como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas;
5 todo barranco será rellenado, todo monte y colina será rebajado, lo tortuoso se hará recto y las asperezas serán caminos llanos.
6 Y todos verán la salvación de Dios.”

En la segunda semana, la Iglesia motiva a la reconciliación con Dios mediante la Confesión. La cual nos devuelve la amistad con el Señor, que se había perdido por el pecado.

En este contexto, el encendido de la segunda vela morada de la Corona de Adviento es signo del proceso de conversión que se está viviendo.

Para estos días se recomienda buscar los horarios de confesiones del templo más cercano para aprovechar las gracias que Dios derrama en el Sacramento de la Reconciliación.

De esta manera, cuando llegue la Navidad, se podrá estar bien preparado interiormente, unido a Jesús y los hermanos en la Eucaristía.

Oración a la Inmaculada Concepción

La Inmaculada Concepción

La Inmaculada Concepción

Oh María Inmaculada
nos reunimos una vez más a tu alrededor.
Cuanto más avanzamos en la vida,
más aumenta nuestra gratitud a Dios
por darnos como madre, a nosotros pecadores,
a Ti, que eres la Inmaculada.

Entre todos los seres humanos, eres la única
preservada del pecado, por ser la madre de Jesús,
Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

Pero este privilegio único
te fue dado por el bien de todos nosotros, tus hijos.
De hecho, mirándote, vemos la victoria de Cristo,
la victoria del amor de Dios sobre el mal:
donde abundaba el pecado, es decir, en el corazón humano,
sobreabundó la gracia,
por la mansa potencia de la Sangre de Jesús.

Tú, Madre, nos recuerdas que, sí, somos pecadores,
¡pero que ya no somos esclavos del pecado!
Tu hijo, con su Sacrificio,
rompió el dominio del mal, venció al mundo.
Esto narra tu corazón a todas las generaciones,
claro como el cielo donde el viento ha disipado toda nube. Sigue leyendo

Invitación a la Cena por el Santuario – Sábado 21 de Septiembre del 2019 @ 7:00PM

 

Cena por el santuario 2019

Queridos amigos, nos complace invitarlos a la próxima cena por el santuario. Será una fiesta temática para recordar los años 80, así que no olvides venir vestido con tu mejor gala de esa década.

Como siempre los fondos recaudados serán para beneficio de las obras complementarias del Santuario.

Fecha:
Sábado 21 de Septiembre 2019
Hora:
7:00 pm
Lugar:
Our Lady of Lourdes Catholic Church
Dirección:
11291 SW 142nd Avenue
Miami, FL 33186

Para más información pueden enviar un email a la dirección ramafamiliarmiami1821@gmail.com

Muchas gracias por su colaboración y los esperamos.